Apple pagará 318 millones en Italia, tras investigación por fraude fiscal

0

La filial en Italia del grupo informático estadounidense Apple aceptó pagar 318 millones de euros, tras una investigación por fraude fiscal, indicó este miércoles la Hacienda italiana.

Un portavoz de la agencia italiana de impuestos confirmó esta transacción, revelada por el diario La Repubblica, sin añadir más comentarios.

Los servicios antifraude acusaron a Apple Italia de no haber pagado el Ires, el impuesto de sociedades, entre 2008 y 2013, indica el diario.

De momento, no se ha podido obtener confirmación por parte de Apple Italia, que depende de la sede europea del grupo en la ciudad irlandesa de Cork.

La investigación comenzó en 2013 y, según La Repubblica, la compañía debería haber pagado cerca de 800 millones de euros en impuestos entre 2008 y 2013. Pero meses de negociaciones entre el fisco italiano y la empresa permitieron reducir la factura a 318 millones de euros -unos 347 millones de dólares-.

Apple y otras multinacionales estadounidenses como Amazon o Facebook son acusadas a menudo de zafarse de los impuestos, tanto en Estados Unidos como en Europa, al instalarse en países donde la fiscalidad les resulta más favorable.

– “Acuerdos fiscales” –

La Comisión Europea lanzó a principios de diciembre una investigación sobre las ventajas fiscales de las que se beneficia el gigante estadounidense de la comida rápida McDonald’s en Luxemburgo y nunca ha ocultado que estudiaba los casos de otras multinacionales. Bruselas podría sancionar en los próximos meses los acuerdos fiscales firmados por Apple en Irlanda y los de Amazon en Luxemburgo.

Muchas compañías de la Silicon Valley californiana como Google, Apple, Microsoft y Facebook instalaron sus sedes europeas en Irlanda, para aprovechar una fiscalidad ventajosa que sólo grava en un 12,5% los beneficios de las empresas. A modo de comparación, el Ires italiano es del 27,5%.

Esas multinacionales disfrutan de acuerdos fiscales firmados con los Estados, que les permiten escapar en parte o totalmente a los impuestos en los países europeos en los que están implantadas.

A finales de octubre, tras una investigación de más de un año, la Comisión Europea asestó un duro golpe a las ventajas fiscales concedidas a las multinacionales por varios Estados europeos, exigiendo del grupo automovilístico italiano Fiat y de la cadena estadounidense de cafeterías Starbucks reembolsaran las ayudas percibidas “ilegalmente” en Luxemburgo y en Holanda, respectivamente.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, calificó recientemente de “estupidez política” la acusación de que su grupo trata de no pagar impuestos en Estados Unidos y dijo que el actual sistema fiscal está inadaptado para la economía de internet.

Algunas multinacionales acusadas de llevar a cabo esas prácticas de “optimización fiscal”, entre ellas Google y Amazon, afirmaron el 16 de noviembre ante el Parlamento Europeo que se toman en serio sus obligaciones con el fisco.

El mismo día, los jefes de Estado y de Gobierno del G20 adoptaron, durante una cumbre en Antalya (Turquía), un plan para luchar contra la evasión fiscal de las multinacionales elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El proyecto aprobado prevé, entre otras cosas, obligar las empresas a detallar sus resultados y su carga fiscal en todos los países.

Comentários no Facebook